5 consejos (+1) para escribir textos online sexis

5 consejos para escribir textos online sexis
 
 Querido/a lector/a: si has llegado hasta aquí es porque te importa escribir bien. Y eso es porque sabes que tú eres la imagen que transmites a través de tus palabras. Si todavía no lo tienes claro, te propongo un ejercicio.
Categoria: Marketing Digital
Califica este artículo
Visto: 217
Piensa: ¿cuántas veces al día emites mensajes escritos?

Cuenta cada vez que envías un email, que mandas un mensaje instantáneo a través del móvil, que cuelgas un post en Twitter, Facebook o Instagram... Y ya no te digo cada vez que programas un newsletter, publicas un ebook promocional o creas una landing page para tu web. 

Unas cuantas veces al día, ¿verdad? Para que escribir no se convierta en una odisea, en este post te propongo algunas claves para que tus textos online (y no solo) brillen de principio a fin. ¿Me acompañas?

Hasta hace relativamente poco solo escribíamos en papel. Pero desde que no concebimos la vida sin el entorno 3.0 la escritura ha encontrado nuevos soportes, como el digital. Un soporte que está aquí para quedarse, contrariamente a lo que algunos vaticinaban con la creciente omnipresencia del lenguaje audiovisual en nuestras vidas.

Pero vayamos más allá: ¿escribirías del mismo modo un post para tu blog que un email comercial personalizado para vender tu producto o servicio? El lector puede que sea el mismo en ambos casos, pero el entorno y el contexto son radicalmente diferentes. Y las necesidades comunicativas de cada uno, también. Pero este asunto ya nos daría para hacer un post aparte...

Volvamos al tema: cuando escribes un texto (el que sea), tu finalidad última es comunicarte con tu lector y convencerle, así que te interesa hacerlo con el mínimo de filtros y obstáculos posibles.

Seguramente tu fin será dar a conocer (departamento de marketing) y, en última instancia, vender (departamento de ventas) tu producto o servicio. Y para hacerlo con éxito existen una serie de elementos esenciales que no debes perder de vista mientras escribes. Muchos de ellos proceden de la retórica clásica (si es que en realidad queda poco por inventar...) y nos sirven como base para adaptarlos a los tiempos modernos.

No olvides que tu propósito será, la gran mayoría de las veces, persuadirle de algo. Por eso algunos expertos relacionan la retórica clásica con la neurociencia (y, como consecuencia, las estrategias de marketing asociadas a ella).


Sin más dilaciones, entremos ya en materia: a continuación te detallo 5 consejos básicos (+ 1 de regalo) que debes grabarte a fuego a la hora de escribir textos online. Hay más, pero bastan para empezar...

1. Lo  bueno, si breve, dos veces bueno

Piensa que cada vez leemos en dispositivos más pequeños y tenemos un tiempo limitado para ello.

Por eso, di lo que quieras decir pero haz que parezca simple y sé breve. Sintetiza, no divagues, y evita, a toda costa, las frases que tengan más de una oración subordinada.

Rehúye las oraciones largas y las palabras grandilocuentes que no hacen más que llenar de polvo el discurso. ¡Menos es, siempre, más!

2. Lo que quede en el tintero...

Si te quedan cosas por decir pero no quieres ocupar más espacio ni abusar del tiempo del lector, tienes un recurso fantástico a tu alcance que, además, ayuda al SEO: el hipervínculo.

En lugar de explicar conceptos o desarrollarlos en profundidad, enlázalos con páginas relevantes (y de autoridad) que proporcionen información suplementaria al lector interesado.

Si enlazas a páginas de otros profesionales, ¡comunícaselo! Es una buena forma de tejer relaciones y, quién sabe, tal vez también el inicio de una bonita colaboración.

3. Un, dos, tres...

Nuestra mente es, por naturaleza, estructurada e impaciente. ¡Le encanta el orden y es una fan de la optimización del tiempo!

Así que ayuda a tu lector y preséntale lo esencial del contenido en titulares, en listas numeradas o en viñetas, y organiza el discurso en apartados bien definidos. En definitiva, ¡pónselo todo más fácil!

Y no te olvides de usar negritas para remarcar las palabras importantes... eso sí, ¡sin pasarte! Ten en cuenta los usos de las mayúsculas y utilízalas solo cuando sea necesario.


4. De más a menos o la teoría de la pirámide invertida

Cuando ya tengas claro el contenido del texto, pon en orden las ideas. Pero no lo hagas de cualquier modo: ordénalas de más importantes a menos y utiliza siempre la clásica estructura de introducción + desarrollo + cierre.

¿Quién te dice que todo lector va a llegar al final del texto? ¡Dale desde el principio lo más interesante para engancharle y que, si se va antes de tiempo, al menos se haya quedado con las ideas principales! Esto es lo que nos aconseja la teoría de la pirámide invertida.

¡Ah! ¿Y sabías que nuestra vista escanea de arriba abajo a la velocidad del rayo para saber si lo que va a leer es de su interés? Ten en cuenta el seguimiento que hacen nuestros ojos (o eye tracking) cuando leemos, para disponer el texto acorde con ello.


5. Un párrafo = una idea

Este consejo sirve, en realidad, para cualquier tipo y soporte de texto. Y es que si sobrecargas de datos un párrafo, el lector no solo no retendrá ni la mitad de los conceptos que expones sino que no tendrá clara la idea principal que quieres transmitir. Y eso no te gustaría, ¿verdad? Pues memoriza la fórmula: 1 párrafo = 1 idea.

Además, seguro que recuerdas la mítica frase que nos hacían memorizar en el colegio cuando nos enseñaban a redactar un texto: este debía ser “claro, conciso y concreto”. Bien, pues no estará de más hacer una regresión a la infancia porque esa es una de las claves para crear textos exitosos, ya sean online o en papel.

Y, si puedes, intenta no superar las 4 líneas en cada párrafo que escribas.

Consejo extra

Como decíamos al comenzar, la finalidad última de la escritura es la persuasión, la seducción. Si seduces a tu lector te lo llevas a tu vera, captas su atención y, durante un breve lapso de tiempo, es todo tuyo.

Existen varias formas de seducirlo. Una de ellas puede parecer elemental pero te aseguro que no por ello es la más frecuente: escribe bien. Utiliza correctamente la ortografía, la puntuación y también los signos ortotipográficos; darás una imagen de ti seria y profesional. Aquí te doy algunas ideas.

Otro modo de seducirlo (complementario del anterior) es siendo tú mismo, creando un estilo propio y generando un tono que el lector identifique en seguida contigo, que sea solo tuyo y resulte inconfundible. ¿No es este el secreto de cualquier técnica de seducción? ;-)

Mi intención con este post es que te hagas una pequeña idea del maravilloso mundo de la redacción online (aunque, si te fijas, hay cosas que no cambian mucho de un soporte a otro). ¡Espero haberlo conseguido!

Han quedado millones de temas por tratar y puede que en estos momentos tu mente esté nadando en un mar de preguntas y comentarios... o tal vez te apetezca aumentar la lista con otros consejos. ¿Por qué no me cuentas tus trucos infalibles para escribir textos sexis?

 

Publicado por:

Jorge Rivaldo

Jorge Rivaldo

Quieres contactar a este autor? | Sitio web: https://callmarket.net |